Todos los niños/as, sin importar de donde sean y a que condición socioeconómica pertenezcan, salvo ligeras diferencias culturales, son iguales. Se divierten y se ríen con las mismas cosas, juegan a lo mismo, anhelan los mismos deseos…
Sin embargo, dependiendo del lugar y el entorno, totalmente casual y arbitrario, en el que crecen, sus vidas serán totalmente diferentes.